logoAICgris  RadioIconTop

Astrolabio


por Danya Irene Villega

La palabra astrolabio proviene del griego “astro” que significa estrella” y “labio” que se refiere a “el que busca”. Así, etimológicamente, astrolabio significa “el que busca estrellas.”

voca1 71417

Los orígenes del astrolabio de sitúan a la Grecia clásica. Apolonio fue el gran codificador del instrumento y estudió la proyección del astrolabio. Hiparco de Nicea fue quien perfeccionó la teoría de la proyección. 

El primer autor reconocido que escribió extensamente sobre proyección fue Ptolomeo en su obra El planisferio. Ptolomeo también perfeccionó la geometría fundamental del sistema solar que se utiliza para diseñar los astrolabios.

El astrolabio fue utilizado a lo largo de toda Europa en los últimos años de la Edad Media y en el Renacimiento se convirtió en una de las herramientas básicas para la educación astronómica. 

El astrolabio se utilizaba comúnmente para averiguar la hora del ocaso, el orto, el día y la noche y, por lo tanto, la duración de estos. También se usaba para localizar objetos celestes en el cielo, para averiguar la latitud y longitud de un lugar determinado en la navegación y los viajes por tierra, así como los meridianos y paralelos.

El astrolabio también era utilizado por los practicantes de la astrología para encontrar determinados detalles en una carta astral. 

Los astrolabios modernos pueden ser utilizados para resolver problemas relacionados con el tiempo sideral.

Fuente: www.culturacientifica.com

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.



Agencia Informativa Conacyt

Acerca de ≈

¿Quién está detrás?

>  info@conacytprensa.mx

  • Teléfono (55) 5322 7700 ext: 1030
Algunos derechos reservados 2015 ®
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
Conoce nuestras políticas de privacidad
logosfooter

México, CDMX

Av. Insurgentes Sur 1582. Delegación Benito Juárez 03940