logoAICgris  RadioIconTop

Raúl Arámbula, experto en sismos volcánicos


Por Amelia Gutiérrez Solís

Colima, Colima. 5 de julio de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- El director del Centro Universitario de Estudios e Investigación en Vulcanología (CUEIV) de la Universidad de Colima (Ucol), Raúl Arámbula Mendoza, se ha especializado en sismos de origen volcánico para mitigar los riesgos.

raul head 7517Fotografía titulada Erupción de estrellas, de Raúl Arámbula.

“Somos muy pocos especialistas en el país en sismología volcánica. Con maestría y doctorado en esta área yo creo que somos unos seis o siete en México”, afirmó el doctor en ciencias de la Tierra con especialidad en sismología y vulcanología por el Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

Raúl Arámbula, nivel I en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), decidió, en un principio, estudiar ingeniería en geofísica en la Facultad de Ingeniería de la UNAM porque le gustaban las matemáticas, la física y el trabajo de campo.

En esa época, de 1995 a 2000, perteneció al grupo de montañismo de la UNAM, pero sobre todo practicó espeleología, que es el estudio de las cavernas, cuevas y oquedades.

“De ahí me empezó a nacer la inquietud por estudiar volcanes, y como ingeniero geofísico observé que una de las formas de estudiar los volcanes era a través de la sismología y me especialicé en esta área”, expresó durante la entrevista con la Agencia Informativa Conacyt.

Dr. Raul Arambula Mendoza 3Dr. Raúl Arámbula Mendoza.Su tema de tesis para titularse como ingeniero geofísico fue Interpretación del tremor armónico registrado en el volcán Popocatépetl durante la crisis eruptiva de diciembre del 2000.

Después estudió la maestría en ciencias de la Tierra con especialidad en sismología y vulcanología en el Instituto de Geofísica de la UNAM, en donde desarrolló la tesis Estado de esfuerzos en el volcán Popocatépetl obtenido con mecanismos focales, en el periodo de actividad de 1996 a 2003.

De 2006 a 2007, se desempeñó como asesor en riesgos geológicos en la Dirección General de Prevención, dependiente de la Secretaría de Protección Civil del gobierno de la Ciudad de México.

“Tuve la oportunidad de trabajar en campo porque mi área era detectar los problemas que tenía la Ciudad de México en lo que se refiere a fenómenos geológicos como hundimientos, deslizamientos y situaciones de riesgo con sismos y caída de ceniza”, señaló el investigador.

En ese tiempo, participó en el Seminario sobre Manejo de Desastres en Japón, organizado por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA, por sus siglas en inglés) y el Centro de Reducción de Desastres de Asia (ADRC, por sus siglas en inglés), llevado a cabo del 14 de enero al 23 de febrero de 2007 en la ciudad de Kobe, Japón.

A su regreso a México estudió el doctorado en ciencias de la Tierra y en 2011, Arámbula Mendoza obtuvo la Medalla Alfonso Caso, que otorga la UNAM a la mejor tesis doctoral, por su investigación: Clasificación automática de eventos sísmicos volcánicos y análisis de la actividad sísmica en años recientes en el Volcán de Colima.

“En el doctorado analicé las erupciones de 2004 y 2005 del Volcán de Fuego de Colima porque había un proyecto conjunto de la UNAM y la Universidad de Colima con universidades en Europa, sobre todo con la Universidad de Savoie, en Francia”, explicó el sismólogo.

En el transcurso del doctorado, realizó estancias de investigación en el Laboratorio de Geofísica de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Granada, en España, y en el Laboratoire de Géophysique Interne et Tectonophysique de la Universidad de Savoie, en Francia.

volcano 609104 640En su experiencia laboral, destaca su colaboración en el monitoreo de los glaciares de México, en el Instituto de Geofísica de la UNAM; realizó guardias en el monitoreo del volcán Popocatépetl en el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), de 2000 a 2002, y en el Servicio Sismológico Nacional (SSN) del Instituto de Geofísica de la UNAM, de 2002 a 2006.

Asimismo, participó en el proyecto de la Red Sísmica del Campo Geotérmico de Los Azufres de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), a cargo del doctor Carlos Valdés González, quien actualmente se desempeña como director del Cenapred.

Al concluir el posgrado, concursó para una plaza de profesor investigador en la Ucol en 2012 y a partir de esa fecha se ha desempeñado como profesor de tiempo completo de la máxima casa de estudios en la entidad, impartiendo clases en las facultades de Letras y Comunicación, Ingeniería Civil y Ciencias.

El investigador, originario de la Ciudad de México, es integrante del Cuerpo Académico número 30 de Ciencias de la Tierra en la Ucol y miembro del Subcomité de Riesgos Geológicos de la Unidad Estatal de Protección Civil del Estado de Colima.

Actualmente, en la Ucol se desempeña como director del CUEIV y de la Red Sísmica Telemétrica del Estado  de Colima (Resco) desde febrero de este año, lo que es un reto muy importante, ya que en este centro universitario monitorean el volcán más activo de México.

“Nuestro trabajo tiene que ver mucho con la sociedad y con las autoridades que toman decisiones. Nosotros los asesoramos como expertos en vulcanología”, aseguró.

Monitoreo de actividad del Volcán de Colima

En sus investigaciones, da seguimiento a la actividad del Volcán de Colima, aplicando nuevas técnicas de monitoreo. Una de ellas es un sistema basado en modelos ocultos de Markov, que identifica y clasifica los sismos volcánicos de forma automática.

“Antiguamente se clasificaba de forma manual cada sismo que ocurría y se contaban diariamente. Pero cuando el volcán está muy activo en un día puede tener más de 300 o 400 sismos, que la gente no percibe”, expuso.

Además de probar nuevos métodos para localizar sismos volcánicos, Arámbula Mendoza también se ha dedicado a estudiar la cuantificación de las explosiones, ya que en este tipo de fenómenos se puede liberar energía elástica, acústica y térmica.

“Estamos trabajando en la cuantificación de la energía sísmica, pero el propósito este año es analizar la energía acústica con infrasensores de sonido, lo que tendrá repercusiones en el monitoreo y en la evaluación del riesgo”, comentó.

Las explosiones del Volcán de Fuego de Colima en el mes de enero de este año generaron ondas de choque, que son ondas de presión que viajan por la atmósfera, las cuales se forman cuando hay salida de material a muy alta velocidad.

FotoerickmataFoto Eric Mata.“El riesgo es la probabilidad de pérdida de un bien o de una vida y está en función del peligro por la vulnerabilidad y por la exposición. Y el peligro es la probabilidad de la ocurrencia de un fenómeno de cierta magnitud en un tiempo determinado, por ello buscamos evaluar ese peligro”, detalló el director del CUEIV.

Instantáneas del volcán

Uno de sus pasatiempos es la fotografía para desestresarse, aunque su tema principal sigue siendo el Volcán de Colima. En esta faceta, obtuvo el segundo lugar en el Concurso Nacional de Fotografía Científica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en el 2015, con la fotografía titulada Erupción de estrellas.

“Mucha gente se interesa en la ciencia por la fotografía. Yo soy uno de ellos. Había unos fotógrafos que eran vulcanólogos, Maurice y Katia Krafft, que filmaron volcanes alrededor del mundo, y ya estaba en la carrera, pero vi un programa de ellos y fue lo que me llamó la atención para estudiar vulcanología”, confesó.

En primer lugar, el sismólogo empezó a tomar fotografías documentales del Volcán de Colima para registrar la actividad, pero después se dedicó a capturar imágenes artísticas, tomando en cuenta elementos de composición, primeros planos, puntos de fuga y la proporción áurea.

Arámbula Mendoza señala que su trabajo es apasionante, que hay días de mucha adrenalina y que la actividad del Volcán de Colima lo asombra constantemente.

“Uno se siente muy pequeño y vulnerable ante el coloso, pero no deja de asombrarme; es una de las cosas que me gusta de mi trabajo, que siempre uno se asombra porque hay situaciones que uno no se espera y las hace este volcán, como la erupción de 2015, que no se había observado en el pasado reciente, y me refiero a estos colapsos grandes del domo que generan flujos piroclásticos a grandes distancias”, finalizó.

Foto Erick3Foto Eric Mata.

arroba14010contacto 1 Dr. Raúl Arámbula Mendoza
Director del Centro Universitario de Estudios e Investigación en Vulcanología

corrico dos Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

image icon01Descargar fotografías.

pdf iconVer texto en pdf.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.



Agencia Informativa Conacyt

Acerca de ≈

¿Quién está detrás?

>  info@conacytprensa.mx

  • Teléfono (55) 5322 7700 ext: 1030
Algunos derechos reservados 2015 ®
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
Conoce nuestras políticas de privacidad
logosfooter

México, CDMX

Av. Insurgentes Sur 1582. Delegación Benito Juárez 03940