logoAICgris  RadioIconTop

Convergen talleres, arte y ciencia en Noche de las Estrellas


logonochedelasestrellas2017.png

Por Aketzalli González

Ciudad de México. 28 de noviembre de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- El evento de Noche de las Estrellas es reconocido por tener cientos de actividades que deslumbran a los asistentes y conforman un programa que vincula ciencia y arte para diferentes públicos, en donde los actores principales son los telescopios con los que se pueden apreciar los objetos celestes.

1-HEAD_arte2817.jpg

Sin embargo, las dos carpas de conferencias, Mizar y Alcor, presentan una variedad de pláticas con investigadores referentes a temas de astronomía. Por otro lado, las carpas temáticas que ocupan los institutos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y otros grupos de divulgación y sociedades, han logrado enriquecer durante años las actividades del evento.

La novena edición de la Noche de las Estrellas en la sede de las islas de Ciudad Universitaria de la UNAM contó con la participación de más de 56 carpas temáticas que abordaron el tópico del primer viaje espacial.

En algunas de ellas estaban el planetario ¡Vive la Ciencia! del Museo Digital, el observatorio HAWC (siglas en inglés de High Altitude Water Cherenkov), junto con otros grupos de divulgación de los que a continuación se detallan parte de sus actividades enfocadas en astronomía y tecnologías espaciales.  

Aprendiendo con astropartículas

La doctora Ana Delia Becerril Reyes, investigadora del Instituto de Fisca de la UNAM y parte del proyecto del observatorio HAWC, fue coordinadora de una carpa temática dedicada a la ciencia del observatorio de rayos gama, colaboración entre México y Estados Unidos, que se encuentra ubicado en el parque nacional Pico de Orizaba, en Puebla. 

“Tenemos cuatro secciones principales de nuestra carpa. En la parte de afuera hay tres cabinas de audiovisuales. El público puede ver videos y escuchar audios en alta definición. Duran 15 minutos las cápsulas. También hay posters explicando la ciencia del observatorio y una muestra de fotografías de la ubicación del sitio, la parte de adquisición de datos,  la electrónica y el camino para llegar a HAWC”, describió Becerril Reyes.

Dentro de la carpa se moderó una charla introductoria que explicaba detalles del observatorio, conceptos clave para entender los rayos gama de altas energías, los fenómenos en el universo que producen estos rayos, colisiones de estrellas binarias, agujeros negros y súper novas.

A los participantes se les invitó a ingresar a un área que mostraba una representación con las reproducciones en escala del observatorio. La maqueta mostró con leds el sentido en que cada uno de los detectores se ilumina conforme llega una cascada de rayos cósmicos. “Eso es lo que estamos ilustrando, cómo se iluminan en secuencia y cómo es que nosotros detectamos esas señales y las convertimos en un mapa del cielo. También tenemos un detector de muestra, un tubo fotomultiplicador es el que usamos en nuestro laboratorio”, describió.

Planetario ¡Vive la ciencia!

Los planetarios móviles son uno de los principales atractivos en museos y eventos por su capacidad de proyectar en 360 grados —a través de sus cilindros de proyección—, temas no sólo de astronomía, sino de paleontología, historia, geología, etcétera.  El planetario lleva cuatro años participando en Noche de las estrellas, apoyando en la formación de  jóvenes hacia el conocimiento de las ciencias espaciales y con gran recepción por parte del público que se forma para esperar el tiempo que sea necesario para poder ingresar a sus instalaciones.

1 arte2817“Su secreto radica en las atractivas dinámicas audiovisuales que presentan para todo el público”, expresó Mauricio Alba Islas, coordinador del Museo Digital ¡Vive la Ciencia! de la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación (Seciti) de la Ciudad de México. 

Además los contenidos contribuyen a la formación del conocimiento astronómico, explicando el origen del universo y la formación de las constelaciones, a través de pláticas. De igual forma proyectaron películas de alta definición con temas de constelaciones y búsqueda de agua en el espacio. 

Sociedades en acción 

Nibiru - Sociedad Astronómica de la Facultad de Ciencias ha sido parte de Noche de las Estrellas desde su primera edición, en 2009. La sociedad fue fundada en 2001 por Julieta Fierro, Julia Espresate, William Lee y Mario De Leo. Actualmente la integran estudiantes y académicos, cuyo propósito es la divulgación de la astronomía y las ciencias dentro de la comunidad universitaria y el público en general.  

El coordinador de carpa, Diego Miguel Saavedra, comentó que las actividades que presentaron este año consistieron en observaciones solares y nocturnas con telescopios, talleres y juegos para jóvenes y adultos, y una versión especial de serpientes y escaleras denominada Agujeros negros y tubos de gusano.

Asimismo, coordinaron el rally astronómico donde contaron con la participación de diferentes carpas temáticas, ofrecieron dos cursos gratuitos de montaje de telescopios,  coordenadas celestes y de identificación de estrellas y constelaciones. 

Otra agrupación presente fue la Sociedad Científica Juvenil, organización de jóvenes de distintas edades que desde 1986 se han dedicado a la difusión de la ciencia y la tecnología. La organización se formó en Ensenada, Baja California, y sus miembros están distribuidos en diferentes estados del país. 

El estudiante de física Félix Nieto García, coordinador de la carpa La llegada del espacio a la pantalla grande, dijo que sus actividades consistieron principalmente en presentar cortos de películas famosas y explicar a los asistentes la ciencia que existe en cada uno de ellos. 

Colectivos de divulgación

Aprende y Descubre con la Naturaleza (ADN) es un grupo de divulgación de la ciencia que pertenece a Recreación en Cadena, red consolidada con apoyo de la Convocatoria 2017 de Proyectos de la Comunicación de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).  El grupo lleva tres años participando en Noche de las Estrellas, compartiendo carpa con institutos de la universidad, como el Instituto de Fisiología Celular de la UNAM. En este año el grupo estuvo presente en dos sedes, en las islas de la UNAM y en Puebla.

1-noche2817.jpgUna de las coordinadoras, Claudia Fabian Bautista, describió que los talleres que imparten buscan fomentar la cultura científica a través de actividades lúdicas. Algunas de sus actividades fueron el taller de Galaxia, en el que se explicó cómo se forman las galaxias y su definición. Los participantes formaron una galaxia con algodón y diamantina en un frasco pequeño que podían llevarse. Otro taller enfocado para los niños fue el de Conejo en la luna, el cual se presenta con materiales comestibles como una oblea y chocolate.

El colectivo de divulgación de la ciencia La bombilla IluminArte con ciencia, lleva presentando actividades desde hace tres años. Este 2017 asistieron a dos sedes, la de Ciudad Universitaria y en Ensenada. La coordinadora de carpa, Adriana Letechipia Salcedo, egresada de la maestría en Biomedicina y Biotecnología Molecular del IPN, comentó que “a través de la ciencia ficción se pueden explicar muchos fenómenos, no solo científicos sino también sociales”. Por esa razón las actividades del grupo buscan fomentar el interés por la ciencia a través de los íconos pop de la cultura.

Entre los talleres impartidos los asistentes tenían la oportunidad de elaborar sus propias constelaciones, además de fabricar con serigrafía telas con ilustraciones de la Luna, y en el taller de hologramas espaciales elaborar dispositivos que permitían observar imágenes en tres dimensiones, que se podían llevar. Contaron con la participación del artista visual Andrés Rodríguez Ricaud, quien elaboró un juego de mesa llamado Catástrofe espacial, en donde se le proponía al público diferentes situaciones en las cuales hay problemas en el espacio y que ellos con sus conocimientos debían resolver. Una alegoría al primer viaje espacial.

Igual que otros grupos, el colectivo Conexión ciencia, coordinado por Marisol Yuritzi López Araujo, lleva varios años fomentando la cultura científica en eventos como el de Noche de las Estrellas. En esta edición presentaron talleres que abarcaron distintas temáticas relacionadas con la astronomía, el uso del agua y la formación de morfemas. 

Diversidad sexual y astronomía

El Colectivo Divu, A.C, lleva cuatro años participando en Noche de las estrellas y presentando un programa peculiar con temáticas de defensoría de derechos humanos, diversidad sexual, alimentación y ciencia. “Somos una asociación civil que ya tenemos algunos años constituidos. Las actividades que hacemos es tratar de vincular la diversidad sexual con la ciencia. Tenemos muchos científicos, astrónomos que son homosexuales y bisexuales. Queremos dar a conocer sus investigaciones", comentó el coordinador Astron Rigel Martínez Rosas.

Entre sus actividades presentaron un cuentacuentos con Alfonso Macías, de San Luis Potosí, conductor de un programa de radio de diversidad sexual, quien explicó a los niños acerca de la aventura de Laika. De igual forma se impartió un taller acerca del interferómetro, relacionado con la teoría de la relatividad de Albert Einstein. 

El título de la carpa Laika soñaba con amaranto buscó vincular la alimentación con la divulgación científica ya que el amaranto lo adoptó la NASA en los años 80 como un alimento del futuro; alimento rico en aminoácidos y con gran potencial en la carrera espacial. 

 

image icon01Descargar fotografías.

pdf iconVer texto en pdf.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.



Agencia Informativa Conacyt

Acerca de ≈

¿Quién está detrás?

>  info@conacytprensa.mx

  • Teléfono (55) 5322 7700 ext: 1030
Algunos derechos reservados 2015 ®
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
Conoce nuestras políticas de privacidad
logosfooter

México, CDMX

Av. Insurgentes Sur 1582. Delegación Benito Juárez 03940