logoAICgris  RadioIconTop

Las preguntas inquietantes del universo

 
Por Hugo Valencia Juliao

Ciudad de México. 28 de junio de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- En la librería Octavio Paz del Fondo de Cultura Económica (FCE), se realizó la novena mesa temática de la colección de libros de divulgación científica La Ciencia para Todos. En esta ocasión tocó el tema de astronomía que es un área muy popular a lo largo de los 30 años que tiene la colección.

1 HEAD fondo2806D. R. © Fondo de Cultura Económica.

El moderador de la mesa de discusión fue el editor de ciencia y tecnología del Fondo de Cultura Económica, Heriberto Sánchez, que, en compañía de los investigadores Armando Arellano, Susana Biro y Joaquín Bohigas abordaron los retos de la divulgación de la astronomía.

Dentro de los 250 títulos con que cuenta la colección, 25 son del área de astronomía, el primer libro del tema que se publicó fue Un universo en expansión, de Luis Felipe Rodríguez. Además, Los hoyos negros y la curvatura del espacio-tiempo, de Shahen Hacyan, es uno de los más vendidos de toda la colección que está en línea.  

Armando Arellano Ferro, quien es investigador del Instituto de Astronomía (IA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo que esta colección tiene éxito porque el público es cada vez más demandante sobre el quehacer científico y todavía hay una gran oportunidad para llegar a más jóvenes interesados.

El autor del libro Por qué no hay extraterrestres en la Tierra dijo que, desde su perspectiva, la astronomía es fácil de divulgar. “Es una ciencia taquillera por lo fácil que se puede ilustrar”, reconoció el miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI). 

Respecto al proceso que le llevó a realizar su libro publicado en el 2003, aseguró que fue a raíz de “preguntas inquietantes” que le realizaban cada vez que daba una conferencia o lo invitaban a algún evento, por lo que se dio a la tarea de responder estas y otras preguntas más a través de un libro de divulgación científica.

1 platica2806D. R. © Fondo de Cultura Económica.Las preguntas recurrentes, refirió el científico, son las que tienen que ver con la vida inteligente en el universo y la inmensidad del mismo, por lo que aseguró que es importante dejar en claro las posturas científicas conformadas por todos los datos que conocemos ahora y no especular con la ficción. 

Consideró que la importancia de la divulgación científica radica en que cumple una labor de desmitificar el concepto que la sociedad en general tiene del mundo, además de acercar información útil para la vida. 

“El sensacionalismo es un elemento dañino para la implementación de una cultura científica en la gente, pues muchas veces por querer vender noticias la información se malinterpreta desde los medios de comunicación”, expresó Arellano Ferro.

En su turno, la doctora Susana Biro McNichol agregó que en sus libros cuenta las historias de los procesos científicos que han trascendido y no solo de los datos. Como lo fue en La mirada de Galileo, en donde la autora relata el nacimiento de la astronomía moderna a través de la invención del telescopio y el fundamento que le dieron las matemáticas.

La investigadora de la Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la UNAM dijo que los autores deben tener la virtud de entender al público para lograr un libro más ameno. Además, dijo que los procesos de retroalimentación complementan el proceso de la divulgación que es fundamental para el autor.

La doctora Biro McNichol tiene dos libros publicados dentro de la colección: La mirada de Galileo y Para calcular el universo: las computadoras en la astronomía, en este último habla sobre las preguntas astronómicas que se resuelven a través de las computadoras, entre las que están las que tienen que ver con el cálculo de las escalas y distancias.  

Asimismo, Joaquín Bohigas Bosch señaló que la forma de explicar y comprender las cosas ha cambiado en la “era del  Internet”, por lo que es necesario tomar medidas para hacer más efectiva la divulgación de la ciencia a través de los nuevos medios masivos de información.

“Se debe de leer menos pero de forma más sustanciosa y consistente. Las lecturas deben de ser más formativas para la conciencia”, aseguró el investigador del Instituto de Astronomía en la unidad de Ensenada, Baja California.

Bohigas Bosch, quien tiene un libro publicado en la colección, Génesis y transfiguración de las estrellas y otro más por salir este año, mencionó que hay muchos fenómenos físicos que no son obvios ni fáciles de asimilar, por ello hay que fomentar una cultura científica.

“Hay hechos que nos ha explicado la ciencia que no entendemos, porque simplemente no son lógicos, por lo que hay que hacer entender cómo es que funciona la ciencia para que puedan aprovechar los conocimientos que nos brinda”, explicó el astrónomo mexicano.

1 ciencia2806D. R. © Fondo de Cultura Económica.

Títulos pertenecientes a la colección:

logo.png                   Logo-EditorialFCE.png

 

 

pdf iconVer texto en pdf.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.



Agencia Informativa Conacyt

Acerca de ≈

¿Quién está detrás?

>  info@conacytprensa.mx

  • Teléfono (55) 5322 7700 ext: 1030
Algunos derechos reservados 2015 ®
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
Conoce nuestras políticas de privacidad
logosfooter

México, CDMX

Av. Insurgentes Sur 1582. Delegación Benito Juárez 03940