logoAICgris  RadioIconTop

Conoce el Laboratorio Nacional de Óptica de la Visión


Por Ricardo Capilla Vilchis

Ciudad de México. 29 de noviembre de 2017 (Agencia Informativa Conacyt).- En la ciudad de León, Guanajuato, se encuentra el Laboratorio Nacional de Óptica de la Visión (Lanov) que forma parte del Centro de Investigaciones en Óptica (CIO) y cuyo propósito es realizar investigación básica y aplicada para el desarrollo de técnicas de evaluación y corrección de problemas visuales.

1-HEAD_ojo2917.jpg

Aunque el CIO tiene más de 35 años de existencia, la creación del Lanov se remonta al año 2015, cuando investigadores del CIO, conscientes de la necesidad de un laboratorio dedicado al estudio del ojo humano, propusieron al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) que se creara el laboratorio.

Un laboratorio único en México

“La especialidad del CIO es la óptica pero, curiosamente, no teníamos nada sobre el ojo humano (…) hacíamos óptica en muchos campos, pero todavía no hacíamos nada sobre el ojo, ya que no es campo de los físicos, sino un campo de los médicos”, relata el doctor Daniel Malacara, miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y responsable técnico del laboratorio.

Una vez que se obtuvo el apoyo del Conacyt, en el primer año se equipó un laboratorio con el equipo básico de un hospital y posteriormente se adquirió equipo especializado que no existe en otro laboratorio u hospital del estado.

El objetivo del Lanov es realizar investigación sobre el ojo humano, los procesos del diseño y fabricación de equipo óptico destinado al diagnóstico y tratamiento de afectaciones visuales, así como el desarrollo de tecnologías.

La importancia de este laboratorio —comenta el investigador—, radica en que es el único de su especie en México. En él se conjuntan los esfuerzos de investigadores provenientes de diversas instituciones y disciplinas, ayudando a combatir las diversas patologías de la visión.

El laboratorio también está abierto a investigadores de instituciones asociadas, como lo son el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), el Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el Instituto Tecnológico de Chihuahua (ITCH) y la Universidad de Guadalajara (UdeG), además de que colaboran investigadores de las Universidades de Rochester, Murcia, Wisconsin e Illinois.

Líneas de investigación

La retinopatía diabética es el principal tema de investigación en el que se está trabajando en el Lanov. Como su nombre lo indica, esta enfermedad se presenta en personas que padecen diabetes, afectando lentamente a la retina y provocando la pérdida de la visión.

También se trabaja en caracterización de lentes intraoculares, que sirven para tratar las cataratas. Cuando se presenta este padecimiento, el cristalino —lente natural del ojo— se opaca, haciendo que la visión se nuble, pero con cirugía se puede reemplazar al cristalino con un lente artificial, haciendo que el paciente recupere la claridad en la vista.

1-DraVillalobos2917.jpgEn el ámbito de la tecnología las investigaciones que se llevan a cabo van encaminadas a la realización de una cámara de fondo de ojo, útil para diagnosticar enfermedades y saber si el paciente requiere algún tipo de tratamiento. Además, se trabaja en un software capaz de analizar imágenes del ojo para determinar si los pacientes requieren atención oftalmológica.

Diagnóstico de patologías

Originalmente el laboratorio se pensó para realizar exclusivamente investigación y desarrollo tecnológico pero, respondiendo a la necesidad de servicios oftalmológicos por parte de las personas, ahora se ofrecen consultas diagnósticas a la comunidad en general, explica la doctora Cynthia Villalobos, cirujana oftalmóloga e investigadora del Lanov.

“Para la parte diagnóstica realizamos diversos estudios del ojo, contamos con un tomógrafo de coherencia óptica, cuya función es valorar la retina y el nervio óptico, además de la anatomía del segmento anterior; tenemos una cámara de fondo de ojo con la cual es posible tomar fotografías del interior del ojo; contamos con topógrafos corneales, con los cuales podemos ver la curvatura de la córnea y medir el tamaño del ojo”.

Los servicios proporcionados por el laboratorio son únicamente diagnósticos, es decir, no se realizan cirugías ni venta de anteojos. Las personas pueden acudir para que se les realice una valoración, y según los resultados, se les indica qué es lo que padecen y cuál es el tratamiento adecuado.

“Dado el tipo de centro que es el Lanov, es muy difícil que podamos realizar cirugías, es algo que se tiene que buscar externamente, aún así, brindamos orientación a los pacientes para que reciban el tratamiento que necesiten”, destacó Villalobos.

Asimismo, la investigadora refirió que actualmente se ha puesto énfasis en correlacionar el trabajo de investigación que realizan los físicos, ópticos y médicos que conforman el equipo de profesionales que trabajan en el laboratorio, de manera que se puedan generar beneficios en el diagnóstico y tratamiento de los pacientes.

De octubre a diciembre del año 2016 se atendió a 120 pacientes, y, en lo que va del año se dan un promedio de entre tres y cuatro consultas semanales. Cabe destacar que en apoyo a las personas de bajos recursos, los servicios les son proporcionados a un costo reducido.

La salud de los mexicanos

El sentido de la vista es sumamente importante para los seres humanos, los ojos son el principal punto de conexión que tenemos con el mundo y sin una buena salud ocular las labores cotidianas se pueden tornar en grandes retos. Lamentablemente en México no se cuenta con una buena salud ocular.

“No tenemos la educación de revisarnos los ojos de manera periódica. La educación del paciente mexicano en relación a la salud visual es ir a una óptica para graduarse lentes, lo cual es un asunto completamente aparte de la revisión con un oftalmólogo”, puntualizó la doctora.

1-ojo2917.jpgGeneralmente el servicio que se ofrece en las ópticas es proporcionado por técnicos que solamente realizan la evaluación para determinar la graduación de los anteojos, omitiendo la revisión del interior del ojo para saber si existe una enfermedad, lo cual puede ser grave, pues la mayoría de los padecimientos no presentan síntomas sino hasta que se encuentran en un estado avanzado de desarrollo.

El doctor Malacara y la doctora Villalobos coinciden en la importancia de la prevención de patologías de la visión pues desafortunadamente cuando se llega a necesitar tratamiento la enfermedad se encuentra en una etapa avanzada, al punto de llegar a ser irreversible.

Las enfermedades más comunes en México

La enfermedad reversible más común entre los mexicanos es la catarata. Según datos de la Secretaría de Salud (SSA) existen un millón 600 mil personas que padecen esta enfermedad.

Entre las enfermedades irreversibles más comunes en México se encuentra el glaucoma, con un aproximado de 180 mil personas que la padecen, mientras que la retinopatía diabética puede llegar a ser desarrollada por más de un tercio de los mexicanos que viven con diabetes.

 

image icon01Descargar fotografías.

pdf iconVer texto en pdf.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.



Agencia Informativa Conacyt

Acerca de ≈

¿Quién está detrás?

>  info@conacytprensa.mx

  • Teléfono (55) 5322 7700 ext: 1030
Algunos derechos reservados 2015 ®
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
Conoce nuestras políticas de privacidad
logosfooter

México, CDMX

Av. Insurgentes Sur 1582. Delegación Benito Juárez 03940