logoAICgris  RadioIconTop

Premian a Cinvestav por estudio que inhibe el transporte y reproducción de los virus


CENTRO DE INVESTIGACIÓN Y DE ESTUDIOS AVANZADOS

Boletín No. 83

28 de septiembre de 2017 

  • Edgar Morales Ríos, adscrito al Departamento de Bioquímica, obtuvo el Premio de Investigación en Biomedicina Dr. Rubén Lisker en su edición 2017 
  • Captura de pantalla 2017-09-29 a las 14.46.07.pngEdgar Morales Ríos, adscrito al Departamento de Bioquímica del Cinvestav, obtuvo el Premio de Investigación en Biomedicina Dr. Rubén Lisker en su edición 2017, por su estudio ‘Diseño de fármacos antivirales de nueva generación: inhibición del transporte viral mediado por la dineína’, el cual, a largo plazo, lograría evitar pandemias como la que en 2009 provocó la muerte de mil 300 personas en México a causa del virus de la influenza H1N1.

    El joven investigador del Cinvestav propone una alternativa para combatir las infecciones virales, una tarea compleja, ya que estas partículas infecciosas tienen una alta tasa de mutación y de reproducción. Incluso, a partir de su trabajo se podría generar el primer medicamento antiviral para combatir el adenovirus (causante de enfermedades respiratorias y gastroenteritis) y un nuevo fármaco contra el herpes simple tipo 1.

    Morales Ríos señala que todos los virus que se conocen son partículas que, por sí solas, no tienen movilidad y debido a su elevado peso molecular tienen que buscar ser transportadas. “Si un virus entra a las células de un ser humano y este no logra ser transportado, se precipita sin causar daño. Entonces, lo que busca un virus es secuestrar a un sistema de movilidad y el único que se conoce hasta el momento es la maquinaria de la dineína”.

    “Proponemos sintetizar los genes virales, además, clonar segmentos de la dineína humana, que sabemos interactúan con los virus. Posteriormente cristalizaremos a las proteínas para poder observar la interacción a nivel atómico. Utilizando una biblioteca de fármacos virtuales que puedan inhibir el pegado proteína viral-dineína, podremos elegir cuál funciona mejor para los dos virus que actualmente estudiamos, sin embargo, si encontramos similitudes, probablemente podamos inhibir la interacción de todos los virus mencionados con un mismo fármaco o familia de fármacos”.

    Al experto en biología estructural le gusta iniciar explicando que todos los seres vivos están compuestos de células, dentro de éstas existen andamiajes que conectan, como si fuera un edificio, cada parte de ellas. En estos andamios camina su proteína de interés ─la dineína─, una molécula muy grande y pesada que funciona como unas ‘piernas moleculares’ para el transporte de cargamentos celulares (organelos, señales de sobrevivencia, neurotransmisores, proteínas agregadas, etcétera) en dirección de la membrana hacia el núcleo, que es donde se divide el material genético y se originan las moléculas que producirán a las proteínas necesarias para vivir.

    Es así que la dineína y su cofactor la dinactina, son secuestradas por un virus, un organismo grande y pesado que no puede transportarse ni dividirse por sí solo, así que busca, a través de estas proteínas, llegar al núcleo de la célula para poder hacerlo. Ya dentro se replica y cuando hay muchas copias del virus, la célula revienta y éstos infectarán a otras utilizando el mismo mecanismo.

    De acuerdo con el científico, la interacción directa dineína-virus se realiza en los casos de la influenza A, rabia, dengue, hepatitis B y C, virus de la fiebre bovina africana, reovirus y hantavirus, aunque también hay evidencia controversial del VIH y del Zika, sin embargo, por el momento su estudio se enfoca sólo en herpes simple tipo 1 y el adenovirus, que tienen una proteína específica que se une con la dineína. “Esta interacción es la que buscamos inhibir, para la cual estamos proponiendo el diseño de nuevos fármacos”.

    Edgar Morales Ríos comenta que en el caso del virus del herpes ya existe un tratamiento, pero es el único y el problema es que los virus mutan muy rápidamente, así que en algún momento se hará resistente al medicamento. En el caso del adenovirus no hay tratamiento, pues sólo se combaten los síntomas, no al virus per se. El científico espera que, con esta investigación de ciencia básica, en aproximadamente cinco años, los fármacos antivirales de nueva generación sean una realidad.

    El Premio de Investigación en Biomedicina Dr. Rubén Lisker es entregado por Conacyt y la Industria Mexicana de Coca-Cola.

                                                                          --o0o--          

    Atención a medios:                                  Imágenes disponibles en:

                         Tel: 57 47 38 00 ext: 3359                                      www. flickr.com/photos/cinvestav

    Acerca de ≈

    ¿Quién está detrás?

    >  info@conacytprensa.mx

    • Teléfono (55) 5322 7700 ext: 1030
    Algunos derechos reservados 2015 ®
    Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología
    Conoce nuestras políticas de privacidad
    logosfooter

    México, CDMX

    Av. Insurgentes Sur 1582. Delegación Benito Juárez 03940